Mediante esta pantalla vamos a conocer el valor de la empresa a través del método del Activo Neto Real. Esto representaría el verdadero patrimonio de la empresa. Se obtiene por la diferencia entre el valor real de los activos y el valor actual de liquidación de los mismos.

Para ello, su cálculo lo definiremos como sigue:

Activo contable – Pasivo Exigible contable + Plusvalías de revalorización – Minusvalías por afloración o actualización de pasivo = Activo Real – Pasivo Exigible Real.

Previamente al inicio del proceso de revalorización, debemos estudiar los distintos elementos que integran el patrimonio de la empresa, con la finalidad de segregar los útiles o necesarios para la explotación y los ajenos a ella. Los bienes no afectos en la explotación se valorarán por su valor neto de liquidación. Los cambios que se realicen se integrarán en las columnas de “PLUSVALÍAS Y MINUSVALÍAS”, posteriormente grabaremos dichos cambios.

CRITERIOS DE VALORACIÓN

– Inmovilizado Material:

  • Inmuebles: Utilizaremos el criterio de valor de mercado.
  • Bienes de equipo: Contemplaremos el Valor de adquisición, el Año de adquisición, la Vida útil total, la Vida útil residual, los Índices de Precios y el Coste de reposición.

– Inmovilizado Intangible:

  • Propiedad industrial: Contemplaremos el Valor de mercado o costes alternativos si no dispusiera del mismo. (Comprobar las concesiones y su reversión).

– Inmovilizado Financiero:

  • Préstamos concedidos: Como criterio principal, su Valor Neto contable.
  • Valores: Contemplaremos su Valoración Bursátil o por valores de consolidación de las participadas.

– Activo Corriente:

  • Existencias: Para las materias primas, utilizaremos su Valor de mercado y para los productos acabados el Coste industrial. Analizar posibles obsolescencias.
  • Clientes: Utilizaremos el Valor contable circularizado con las provisiones si así procede.
  • Tesorería: Su valor contable, precedido de los arqueos y comprobación de extractos bancarios.

– Otros Activos:

  • Autocartera: Carece de valor, en principio y en caso de una posible enajenación a corto (comprometida) se valoraría por su valor de liquidación.

– Pasivo Exigible:

  • Las deudas siempre se valorarán por su valor de reembolso, limitándonos a comprobar que entre los saldos contables aparezcan la totalidad de las deudas de la empresa.
  • Deberá efectuarse un análisis de la adecuada cobertura de las provisiones para riesgos y gastos.
  • Comprobar Pasivos contingentes de tipo fiscal producto de la posible revalorización contable de los activos.

Finalmente, una vez introducidos y modificados los datos, se procede en el cuadro de la valoración a emitir el resumen de las partidas afectadas y el cálculo del valor real neto de la empresa. Pasamos a ver el informe final que emite la aplicación y que nos mostrará el valor del activo neto real de la empresa de ejemplo. Dicho informe cómo los anteriores, puede ser exportado a múltiples formatos y los podemos editar de diferentes maneras, como con valores, desviaciones, porcentajes sobre totales, además de elegir qué tipo de gráfico queremos adjuntar si es necesario.

Vídeo de Youtube: