Queridos amigos y amigas

En estos tiempos de especial gravedad, quiero lanzaros a todos un mensaje de solidaridad, esperanza y amor.

En un momento que muchos van a perder su empleo y necesitarán reciclarse y abrirse camino en otras actividades profesionales, os invito a que conozcáis y recomendéis el centro mejor para reciclarse y adquirir nuevos conocimientos, del cual me enorgullece ser presidente de honor y por mi mediación realizará condiciones especiales:

SOLIDARIDAD, siempre es siempre, debemos ser solidarios todos los días del año entre nosotros y con los demás, este Centro de Formación tiene alma y corazón.

ESPERANZA, cuando se abrió la caja de Pandora y salieron todos los males del mundo solo quedo un rayo de luz, era la esperanza que nace todos los días con los rallos del sol.

AMOR, si no hay amor no existe solidaridad, no existe esperanza y no existe nada.

Por eso os digo que mi mensaje es,

Queridos amigos,

Después de la tempestad viene la calma y cuando salga el arcoíris de la esperanza allí estaré yo para abrazar a mis amigos.

Un fuerte abrazo para todos,
Ricardo Martínez.