El crecimiento de una empresa no tiene que ser siempre razonable. Dependerá de la capacidad financiera de crecimiento y de otros aspectos tales como la generación de flujo de caja, estructura financiera, autofinanciación, etc.

Según el cuadro expuesto en el menú, podemos observar diferentes variables, que nos permitirán evaluar el crecimiento en porcentaje anual de ventas que puede tener la empresa según las variables obtenidas.

Mediante esta simulación podemos comprobar la causa-efecto que tendría el crecimiento, según ajustemos las variables indicadas. Podemos partir para su evaluación de las variables reales y a través de las mismas ir variando las que creamos oportunas con el fin de ver qué porcentaje de crecimiento podemos obtener.

Hemos de intentar que el crecimiento sea equilibrado. Un crecimiento excesivo puede conllevar una suspensión de pagos, ya que el incremento de las deudas y de los gastos financieros, pueden suponer pérdidas importantes. Por el mismo rasero tenemos que medir el crecimiento de una estructura excesiva, la cual también puede conllevar a una situación de pérdidas continuadas de difícil regularización.

Ahora, pasaremos a ver el informe final que emite la aplicación y que nos mostrará el análisis de la capacidad de crecimiento.

Vídeo de Youtube: